Unidad de control HCL: el fascinante futuro de la iluminación

La nueva unidad de control HCL de LEDVANCE es una de las novedades más populares del sector de la iluminación y un ejemplo destacado de un proceso de innovación de éxito. Los clientes y los socios puede conocer más de cerca la unidad de control HCL en el SHOW:LAB en la sede de Alemania de Garching. Nosotros echamos un vistazo entre bastidores.

Dieter Lang, experto de I+D

Dieter Lang, experto de I+D

La iluminación centrada en humanos (HCL, por sus siglas en inglés) ha degenerado prácticamente en una palabra de moda que está en boca de todo el mundo, pero que muy pocos saben qué significa. Alguien que sí sabe de lo que habla es Dieter Lang, experto de I+D de LEDVANCE. «Las soluciones HCL siguen siendo tan complejas y caras que habitualmente solo se instalan en nuevos edificios. Lo que se ha echado en falta hasta la fecha es una solución sencilla y práctica, especialmente para pequeñas oficinas y salas de reuniones que disponen de poca luz diurna, es decir, de luz natural». Esta evaluación coincide con la experiencia de nuestros compañeros de ventas. A menudo, los proyectos HCL no se implementan porque las soluciones actuales conllevan la instalación de sistemas de iluminación complejos y la renovación necesaria de las instalaciones resultaría demasiado larga y costosa.

Un equipo del departamento de innovaciones e I+D tomó la iniciativa y se propuso desarrollar una solución inteligente. El equipo no tardó en descubrir que ya existían las luminarias adecuadas para poner en marcha el proyecto. Lo que faltaba era una forma inteligente, e independiente, de controlar estas luminarias.

HCL Control Unit

La idea: un sistema de control HCL inteligente

Como resultado, el equipo empezó a desarrollar un sistema de control que ofreciera una configuración inteligente básica, pero que además permitiera a los usuarios intervenir de forma activa. La unidad de control HCL de LEDVANCE se adapta a los cambios de la luz durante el día y simula dichas variaciones con las luminarias conectadas. Como resultado, la luz también puede desplegar su efecto biológico sobre el cuerpo en estancias sin ventanas. Una función especial: los usuarios también pueden intervenir activamente mediante un intuitivo mando giratorio y seleccionar uno de los cinco modos de funcionamiento con gradaciones adicionales, como el modo «Creativo», que proyecta colores de luz cálidos y una intensidad ligeramente inferior para propiciar el trabajo creativo. Por el contrario, el modo «Concentración» permite un trabajo más centrado gracias a una mayor iluminancia y un color similar a la luz natural. «Los ajustes se basan en las últimas investigaciones sobre el impacto biológico de la luz», explica Dieter Lang. La intervención de los usuarios se reduce a límites razonables: «Según los últimos descubrimientos en el campo de la cronobiología, determinadas configuraciones, como una luz blanca fría al final de la tarde, resultan inútiles y pueden alterar el sueño por la noche. Por lo tanto, no todas las configuraciones son posibles en los distintos momentos del día. Lo bueno de este sistema es que evita que los usuarios se equivoquen y, a la vez, siguen teniendo a su disposición muchas formas de influir en la iluminación».

No obstante, uno de los argumentos más sólidos a favor de la unidad de control HCL es que resulta rápida y fácil de instalar. «Cuenta con los ajustes básicos, lo que elimina el tiempo y el esfuerzo que exige configurar el sistema de control. Y gracias a la función de control inalámbrica y su compatibilidad con un gran número de nuestras luminarias, tratamos de reducir aún más el trabajo de instalación asociado».

HCL Control Unit

Un prototipo para Light + Building

El equipo del proyecto logró su primer hito en forma de un prototipo, que se presentó en Light + Building en marzo de 2018. El desarrollo del prototipo fue posible gracias a la colaboración de todo el equipo de I+D, liderado por Thomas Dreier y Manuel Bauer, director de innovación: «La idea nos convenció de inmediato, por lo que reunimos un pequeño equipo interdisciplinar de forma rápida y sencilla. En estrecha colaboración, prácticamente de la noche a la mañana y con muchas horas extra de trabajo, formulamos un prototipo funcional que pudimos presentar en Light + Building y que ahora, tras la gran acogida de los visitantes, estamos desarrollando en un producto». El equipo del proyecto estuvo presente prácticamente en su totalidad durante el evento para charlar con clientes y escuchar sus comentarios. «La respuesta de nuestros clientes fue abrumadoramente positiva», concluye Dieter Lang. «El sistema parece ser exactamente lo que quieren. También tuvimos la oportunidad de conocer qué otros requisitos tienen nuestros clientes, que examinaremos a partir de ahora e introduciremos gradualmente».

La unidad de control HCL instalada actualmente en el SHOW:LAB es el mismo prototipo que se expuso en Light + Building. «Esto significa que nuestros compañeros y clientes ya pueden obtener una imagen del producto en un entorno real», señala Dieter Lang.

Futuros desarrollos

El equipo trabaja a toda máquina para permitir la comercialización de la unidad de control HCL lo antes posible. «Todavía quedan por delante una serie de pasos por completar. Ahora tenemos que desarrollar una muestra de tipo C que se pueda producir en masa y que tenga todas las funciones de calidad y certificaciones necesarias. A partir de ahí podemos embarcarnos en proyectos piloto de mayor envergadura. Varios clientes expresaron en Light + Building su interés en probarla».

Ahora bien, el proceso de innovación no concluirá con la preparación de la solución para su comercialización. Ya tenemos ideas y conceptos iniciales para desarrollar el producto de forma iterativa a lo largo de varias generaciones. Por ejemplo, a algunos clientes de Light + Building les gustaría que la unidad de control HCL incluyera a medio plazo sensores de presencia y luz diurna. Estas unidades permitirían evitar que las luces se queden encendidas cuando no se usan. Esto abriría otras posibilidades de aplicación, como en aulas, donde se espera esta función. Y, por supuesto, la unidad de control HCL también se puede desarrollar para crear sistemas de gestión de iluminación complejos para instalaciones más grandes.

«Un proceso iterativo de innovación y desarrollo como este es modélico y nos ayudará a lanzar el producto lo antes posible, así como a ajustarlo y optimizarlo en función de los diferentes requisitos de nuestros clientes. En cierto modo, este modelo nos permite minimizar el riesgo de crear innovaciones que pasen por alto las necesidades de los clientes», concluye Manuel Bauer.